PILOT

Marisela Hernández.
24 años de edad.

 

Siempre tuve una obsesión por las ciudades grandes, por pueblos que nadie conoce, por viajar, conocer gente, tomar fotos, miles de fotos. Mi papá tiene toda la culpa, lo heredé de él.
Viví en Mexicali seis años. Durante cuatro años estudié una carrera y los dos últimos trabajé como maestra, en un Call Center y gracias al apoyo de un buen amigo también tuve la oportunidad de iniciar un proyecto. Pero un día me di cuenta que no estaba agusto, las cosas no estaban funcionando como lo esperaba o como me gustarían, no me sentía llena. Tenía un sueldo que no me rendía, no sucedía nada nuevo, necesitaba un cambio. Pero ¿QUÉ PODÍA HACER? ¿CÓMO EMPEZAR? No es tan fácil responderte esas preguntas, necesitas buscar, necesitas pensar que quieres hacer, que te gustaría obtener, necesitas PENSAR. Comencé a buscar programas, opciones, oportunidades, pero las cosas seguían igual.
Después de tantos días pensando, tratando de encontrar respuestas, tuve uno de esos momentos mágicos. Estaba atorada en el tráfico, un calor terrible, tenía hambre y me sentía agotada sin ningún motivo. Recibí un mensaje que cambio todo. Es ese momento cuando dices “las oportunidades solo suceden una vez en la vida, lo tomas o lo dejas”. Así que… Renuncie a todo lo que tenía y me escape a un pueblo cerca de New York City.
¿Qué sucedió cuando tome la decisión de dejar todo e irme?
1. Algunas personas me catalogaron como egoísta e irresponsable. Claro, lo entiendo. Deje un grupo de niños que probablemente me necesitaba, trabajo, una familia, amigos, etc. Pero creo que nuestras desiciones no deben depender de los demás, ¿quién toma decisiones pensando en mi? ¿Quién vive mi vida? ¿Quién me va a devolver las oportunidades que no aproveché? ¿Quién me iba a mantener si me conformaba con el sueldo que tenía? ¿Quién iba a vivir con el “que hubiera pasado si…”? ¿Quién se va a negar a New York City? La responsable de mi vida soy yo, el responsable de tu vida eres tu.
2. La emoción invadía mi mente. No dejaba de imaginar que tantas cosas nuevas iba a vivir, experiencias, aprendizajes, todo. Pensaba día y noche, durante semanas. Las personas a mi alrededor desconocían del tema, era MI aventura, MI secreto y un escape de mi rutina.
3. El conflicto de ¿qué voy a llevar? ¿Cómo metes tu vida en una maleta? Es en ese momento cuando te das cuenta que tienes que decir adiós, no solo a personas, sino lugares, objetos importantes, a tu hogar. Entonces, eliges tu ropa favorita y te vas.

 

Anuncios

3 comentarios en “PILOT

  1. Amiga, leí tus palabras y me sentí identificada contigo, será por eso que somos amigas?. Me da gustó saber que he sido parte de esta aventura y que no hay nada como dejar fluir las cosas y sentir que somos libres (como aquella vez que caminábamos por central park) disfrutar la vida que sólo hay una y jamás olvidarnos de las personas que están ahí en los momentos difíciles ✌️ Te Quiero mucho y ya te estoy esperando 😂😂

    Le gusta a 1 persona

  2. Me hubiera gustado conocer antes, ese lado tuyo tan interesante.

    Eres una mujercita de primer mundo 🙂 Me alegran tus historias y me da gusto saber de más gente cercana o conocida, que se arme de valor para dar esos pequeños-grandes saltos.

    Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s