ASÍ COMENZÓ TODO

Vivir en otro país implica muchos cambios. Comenzarás a comer diferente, probablemente hablarás un idioma distinto, vivirás otra cultura, tendrás nuevos amigos, engordarás, probablemente tendrás acné.

Estoy segura de que alguna vez has escuchado que todos los cambios son buenos y en lo personal ha sido una excelente experiencia, todos los cambios que tuve me ayudaron de alguna u otra forma. Comencé a valorar los pequeños detalles, a apreciar, a disfrutar, a conocer un poco más acerca de mí, saber que es lo que realmente me gusta y que no me gusta, a cocinar, probar comidas nuevas, a escuchar, etc.

Cuando me mudé a USA no dominaba el inglés, tenía conocimientos, de esos que te enseñan en la preparatoria pública (ya se imaginarán). No tenía conocidos, estaba sola, no tenía quien se riera a mi lado cuando hacia una tontería o con quien compartir mis comentarios sin sentido, alguien que me diera un abrazo en los momentos difíciles o me acompañara por un café. No tenía carro, así que tuve que aprender a transportarme en tren, camión, subway y empezar a hallarle el gusto a caminar por horas.

¿Qué hice sola tanto tiempo? Bueno, principalmente trabajaba seis días a la semana, cinco y medio si tenía suerte. Por obvias razones tenía que aprovechar al máximo mi tiempo libre y lo hacia en la ciudad (NYC). Intentaba levantarme lo más temprano posible para que me alcanzara el tiempo y poder conocer más. No recuerdo todo, pero tengo varios momentos de ese período que no voy a olvidar jamás.

1. El autobús o el tren que yo tomaba a la ciudad pasaba por un túnel subterráneo que atraviesa el Hudson River (el río que pasa por el lado oeste de Manhattan) y llega directamente a la estación, por lo tanto no miras la ciudad hasta que sales a la calle. Recuerdo la primera vez que fui, ese día decidí tomar el autobús. Para empezar, me perdí en la estación, hay un mundo de gente, cientos de letreros con números, puertas y mas puertas, escaleras eléctricas por aquí y por allá; hasta que de sorpresa encontré la puerta de salida (creo que estaba tan emocionada que se me olvido buscar letreros de “EXIT”). Cuando abrí las puertas y salí… ¡Wow! ¡Que desmadre! Ruidos por todas partes, letreros brillantes, gente corriendo por aquí y por allá, empujándote, saltándote, gritándote. Me encantó. Seguí la calle con más letreros y camine sin pensar, sólo mirando alrededor como cuando tienes 5 años y tus papás te llevan a toys ‘r us, ¿con la boca abierta? Si, con la boca abierta. Me reía sin razón. Quería abrazar a alguien y gritar. Estaba muy emocionada. No podía creer en donde estaba. Es que jamás imaginé estar ahí, nunca fue mi sueño, tal vez alguna vez pensé “New York? Meh, es un sueño que sólo pasa en las películas”. Pero ese día y todos los demás estar en NYC era REAL.

Cuando llegué a la siguiente calle me di cuenta que estaba en time square (Nunca investigue la ubicación de Port Authority, mucho menos de cualquier otra cosa, me fui sin planes ni referencias), decidí sentarme un momento para asimilar todo lo que estaba viendo y convencerme de que definitivamente ya no estaba en México, elegí una de las famosas mesas rojas que ves en fotografías y pase ahí un par de horas, probablemente medio día, solamente viendo a mi alrededor.

2. La primera vez que me perdí en la ciudad. Ese día quería ir al puente de brooklyn, estaba muy decidida a encontrarlo y cruzarlo caminando. Caminé un par de calles desde la estación (Port Authority) hacia el lado sur de la ciudad, me senté en una banca y saqué mi enorme mapa, intenté memorizar algunas instrucciones para poder llegar y seguí caminando. Después de un par de calles me di cuenta que el río estaba muy cerca y me pareció buena idea caminar hacia allá y seguir hacia el sur caminando por el “malecón” del Hudson River y después retomar mi camino hacia el otro lado de la isla.

Después de caminar alrededor de media hora sentí que ya había caminado demasiado y decidí caminar hacia el lado este y según yo encontrarme con el puente de Brooklyn después de unas calles. Cruzar la isla de lado a lado es más largo de lo que parece. No recuerdo cuantas calles había caminado pero empecé a ver cosas interesantes y hacía varias paradas, según yo caminaba hacia el sur y después al este siguiendo la dirección hacia el puente. Pero estaba perdida, las calles comenzaron a ser confusas para mí. Ni siquiera el mapa me servía, no encontraba donde estaba, ni sabia a donde tenía que ir, sentí un poco de estrés. Buscaba wifi y todas las redes eran privadas. Me metí a un restaurante, me compré un sándwich para pedir la contraseña del internet y -lo siento, no tenemos wifi, ¿¡QUÉ!?

Recuerdo que pensaba “es obvio, tenía que pasar alguna vez” y me reía. Seguí caminando alrededor de cuarenta minutos, hasta que encontré una señal abierta, busqué mi ubicación y el puente ¡estaba justo enfrente!

3. Al final del día, cuando decidía volver a casa, tomaba un subway que cruza el Hudson River hacia Hoboken. La mayoría de las veces me compraba un trozo de pizza y me sentaba en una banca a comer o caminaba al parque desde donde puedes ver la ciudad. Después de comer, siempre tenía tiempo de sobra y me iba a un bar, me tomaba una cerveza y volvía a casa.

¿Por qué son los momentos que no voy a olvidar? Parecen tan insignificantes. Pero ¿Cuántas veces vamos a un bar solos? ¿Cuántas veces nos sentramos en un restaurant a comer sin compañía? Sin celular ¿Disfrutaste el momento? ¿Qué pensabas? ¿Cuántas veces a la semana hacentos cosas que no habíamos hecho antes?

Tenemos que intentarlo. Tenemos que salir a lugares que no conocemos y perdernos. Conocer restaurantes, no eseparar por nadie. Solo tú. Intentar cosas que no hiconos antes, de eso se trata la vida.

Esos son los momentos en los que conocemos acerca de nosotros mismos. Somos nuestra mejor compañía y nuestro mejor juez.

“CUANDO SE MIRE EN EL ESPEJO Y NO SE ENCUENTRE, CONSIDÉRESE SÓLO”

image

Anuncios

Un comentario en “ASÍ COMENZÓ TODO

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s